Muchas personas asocian el uso del aire acondicionado al verano y la primavera, donde el calor apremia y en lo único que podemos pensar es en lanzarnos de lleno en los ambientes climatizados, llámese hogares, oficinas o comercios.

Pero lo que pocos saben es que el aire acondicionado es un sistema de calefacción y refrigeración que se puede utilizar durante todo el año. 

El secreto está en que el aire acondicionado funciona en un ciclo inverso para calentar el aire y está demostrado que es uno de los sistemas de calefacción más económicos para utilizar en el hogar.

Hoy en Market Clima te contamos las ventajas del uso del aire acondicionado en invierno.

Beneficios de la utilización del aire acondicionado en época invernal

Una de las ventajas más importante de utilizar el aire acondicionado durante los meses de frío es su sistema de filtración de aire.

En esta época pasamos la mayor parte del tiempo libre confinados en el hogar para protegernos del frío y del contagio de enfermedades típicas de estación como resfrío o gripe. 

Lo que se destaca, entonces, es que el aire acondicionado calefacciona los ambientes limpiando el aire de gérmenes, partículas de polvo y de otros contaminantes, evitando así la propagación de estas afecciones del invierno.

Otra de las ventajas es que permite controlar la temperatura deseada, regulándola oportunamente. Cuenta con un control termostático capaz de ajustar la temperatura de acuerdo a la preferencia de los residentes.

Los equipos de aire acondicionado que se utilizan en invierno tienen, además, un sistema temporizador de última tecnología que permite programar el tiempo de funcionamiento del equipo aún cuando no haya en la vivienda.

Pero la maravilla de este avance tecnológico no termina aquí. Cuando el termostato establece que llegó al punto de temperatura deseado, se apaga automáticamente, permitiendo un ahorro considerable de energía.

Consejos para aprovechar al máximo el aire acondicionado en invierno

Como cualquier equipo de sistema de calefacción y refrigeración, el aire acondicionado necesita mantenimiento. Es decir, la visita anual de un técnico especializado para que verifique su correcto funcionamiento.

Otro factor a tener en cuenta es la graduación de la temperatura. Te recomendamos que nunca haya entre el ambiente exterior y el interior de la vivienda una diferencia que supere los doce grados de sensación térmica.

Aunque parezca una obviedad, controlá los correctos cerramientos de las puertas y ventanas para evitar la entrada del aire del exterior. También cierre las puertas de las habitaciones que no necesitan ser calefaccionadas. Esto evitará la dispersión innecesaria de calor.

Otro beneficio es la capacidad de ahorrar espacio en su vivienda, ya que dispondrá del mismo equipo para calefaccionar y climatizar su hogar en cualquier estación del año.

Por qué utilizar los aires acondicionados en invierno es una buena inversión

Los aires que se utilizan tanto en verano como en invierno tienen ventajas que debe considerar: 

  • Son equipos muy silenciosos, no producen ruidos molestos durante su funcionamiento.
  • La temperatura deseada se alcanza de manera rápida y eficiente posibilitando un importante ahorro de energía.
  • Los avances tecnológicos con respecto a los aires acondicionados mejoran día a día, logrando cada vez más eficiencia energética.
  • Permiten amortizar en menos tiempo los gastos de instalación, ahorrando a largo plazo gastos innecesarios en las facturas de los servicios.

No dudes en consultarnos cualquier duda que te haya quedado.
¡Completá el formulario de contacto y a la brevedad nos comunicaremos!