Los meses fríos y oscuros del invierno nos llevan a permanecer el mayor tiempo posible en la seguridad y comodidad del hogar.

Ahí nos sentimos protegidos y mejor amparados de la inclemencia del tiempo. De solo pensar en salir, ya nos da escalofríos y ganas de salir corriendo para meternos en la cama rápidamente o acurrucarnos frente al calor de una salamandra.

También es el momento en que las facturas por el uso de la energía se elevan por las nubes, junto a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Todos necesitamos sentirnos bien con la temperatura del hogar, pero siempre es posible hacerlo de una manera ecológica que represente una amenaza menor para el medio ambiente.

Por eso, en Market Clima te contaremos las ventajas de las salamandras de doble combustión, un eficaz sistema de calefacción sustentable.

Cómo funciona  el sistema de doble combustión de las salamandras

Básicamente las salamandras desarrolladas con sistema de doble combustión permiten ahorrar leña como así también facilitar la disminución de la toxicidad de los gases que intervienen en el proceso calorífico.

La característica fundamental de este tipo de calefactores de doble combustión es que su sistema de doble cámara de combustión lenta está perfeccionado para permitir que se retenga el aire caliente por mayor tiempo. Esto posibilita que la leña se consuma en mayor tiempo facilitando el ahorro de combustible.

Este doble sistema de cámaras, o para decirlo más fácil, de dos compartimientos está compuesto por varios elementos: una entrada de aire, un templador removible, una entrada de aire secundaria, un compartimento para la salida de gases y un regulador del tiraje.

Beneficios de las dobles cámaras de combustión de las salamandras y estufas

Las salamandras han vuelto a ocupar un lugar de importancia no sólo para calefaccionar apropiadamente los hogares, sino también por cuestiones decorativas y estéticas.

Seguramente Benjamin Franklin jamás imaginó que su invento del año 1743 perduraría tanto en el tiempo. Mucho menos que sufriría modificaciones que optimizarían su uso para la calefacción de los ambientes domésticos.

Pero hablando de los grandes avances tecnológicos, las salamandras modernas de doble combustión presentan ventajas importantes para calefaccionar nuestros ambientes.

  • Permiten controlar de manera más eficaz la combustión.
  • La quema de la leña se realiza de manera más eficiente.
  • El aire caliente permanece más tiempo dentro de la salamandra.
  • Otorga al ambiente un calor más seco y limpio.

Por qué las salamandras de doble combustión son sustentables

Hoy nos enfrentamos a las consecuencias del cambio climático, las cuales pueden tener consecuencias nefastas para la humanidad. Por eso es importante que las industrias y empresas enfrenten cuanto antes el desafío de reemplazar los combustibles fósiles por energías de tipo sustentables, es decir, energías que no produzcan el incremento de gases de invernadero en nuestra atmósfera.

Es por eso que, en un esfuerzo mancomunado entre distintos gobiernos y empresas energéticas, se impulsan estrategias para desarrollar las llamadas energías renovables. Al día de hoy podemos mencionar la energía solar, la eólica, la hidráulica, la fotovoltaica y la energía de la biomasa.

La energía de la biomasa es la que nos interesa rescatar en este post porque se trata de la energía acumulada durante millones de años, especialmente en los árboles.

Como ejemplo de la importancia de la energía de la biomasa, basta mencionar a Finlandia, cuya población cubre el 50 % de sus requerimientos caloríficos con la biomasa forestal.

Obviamente para que el uso de la energía de la biomasa resulte un recurso sustentable es importante fomentar estrategias para la forestación del planeta.

Para concluir, podemos decir que las salamandras como tipo de calefacción sustentable son perfectamente viables, ya que contribuyen a mejorar la calidad de vida del hombre, ayudan en la preservación de los terrenos poblados de bosques, disminuyen las emisiones nocivas de dióxido de carbono y fomentan la toma de conciencia acerca de las consecuencias del cambio climático.

La mitología sugiere que la salamandra podía atravesar, e incluso, vivir en el fuego, y aún así no se quemaba. Como habitantes de nuestro querido planeta Tierra no debemos tentar al destino. Utilicemos métodos de calefacción sustentables, para que nuestro mundo tal como lo conocemos, no se extinga en las llamas de la indiferencia y la falta de compromiso.