“¿Cuál es la temperatura justa para calefaccionar los ambientes?” podría ser la pregunta del millón. Esa consulta que no quisieras que te toque en un juego de mesa ni siquiera frente al televisor mirando Pasapalabras de Iván de Pineda.

Sin embargo, la respuesta es más simple de los que pensás. La calefacción más adecuada de un ambiente es la que se denomina temperatura o zona de confort, es decir, aquella temperatura en la que el ser humano se siente más cómodo. Es la que oscila entre los diecinueve y los veintiún grados centígrados en los lugares cerrados en época invernal. 

¿Querés saber más? Continúa leyendo nuestra guía para lograr la temperatura ideal de calefacción para tu hogar.

Claves para calefaccionar la casa en la medida justa

Estamos seguro que nunca te pusiste a pensar cómo funcionan las diferentes fuentes de calor naturales en tu casa. El ser humano es, en sí mismo, una fuente de calor.

A esto se le suman las paredes y el techo que absorben el calor del entorno y los rayos de sol que asoman tímidamente por las ventanas. Esto influye directamente en la temperatura ambiental y es importante considerarlo cuando quieras programar el equipo de calefacción.

También debes tener en cuenta:

  • Optar por una temperatura promedio para que todos los integrantes de la familia se sientan cómodos en la casa.
  • Controlar los sistemas de aislamiento de tu vivienda.
  • Recordá que un grado de más que programes en tu equipo de calefacción incidirá directamente cerca de un ocho por ciento de aumento en el consumo.
  • Si te ausentas seguido de tu casa, tal vez no convenga que dejes en funcionamiento continuo el calefactor.

Qué herramientas utilizar para maximizar el ahorro en la calefacción

  • Utilizá los termostatos incluidos en los equipos de de calefacción.

Este tipo de dispositivos te permitirá conocer la temperatura exacta de cada ambiente, incluso muchos de ellos logran que las habitaciones mantengan los niveles óptimos de calefacción logrando un importante ahorro de energía.

  • Optá por sistemas de regulación independiente de temperatura.

Si en tu familia son más de cuatro o cinco integrantes tal vez convenga elegir sistemas de calefacción como el aire acondicionado, que funciona perfectamente tanto en verano como en invierno.

  • De noche, ajustá los niveles de calefacción.

Cuando dormimos gastamos menos energía, por lo tanto también nuestra temperatura corporal es más estable.

Cómo ahorrar en los gastos de calefacción

Preocuparnos por los ahorros en las tarifas de consumo de energía es una forma de contribuir al cuidado del medio ambiente.

Por eso:

  • Es recomendable no permanecer en invierno con ropas ligeras en la casa como musculosas y short, porque la diferencia de temperatura entre el clima exterior y la temperatura interior de nuestra casa puede provocar la aparición de resfríos y gripes.  Utilizá ropa acorde a la estación del año en la que te encontrás.
  • Si utilizas el sistema de aire acondicionado para calefaccionar tu hogar en invierno inspecciona los filtros. En caso de equipos a gas, como las estufas, también es necesario una verificación técnica anual por un gasista matriculado.
  • Revisá los burletes de puertas y ventanas para evitar que ingresen las corrientes de aire frías del exterior.
  • Durante el día permití que ingresen rayos solares para mejorar la calefacción de las habitaciones.

No importa la unidad que dispongas para calefaccionar tu hogar. En MarketClima estamos para brindarte el mejor asesoramiento para que tu equipo de calefacción te rinda al máximo este invierno. ¡O en la época del año que quieras!