Cuando llega el frío lo que uno más desea es volver a su hogar, encontrarlo calentito y, si es posible, que ese placer no sea tan costoso. Para que eso ocurra deberá decidir qué sistema de calefacción se adapta mejor a sus necesidades si uno a gas u otro eléctrico.

En ese contexto, para que puedas tomar una determinación con sustento, te presentaremos a continuación ventajas y desventajas de cada uno:

Calefacción a gas      

-Las estufas de tiro balanceado tienen un mercado de recambio muy importante porque son los más frecuentes de encontrar. Esto responde a que se usaron con asiduidad durante más de medio siglo.   

-Calientan más rápido la habitación y el living.

-Te resultarán mucho más económico a fin de mes.

-Ofrece una energía más limpia ya que su combustión emite menos dióxido de carbono que otros sistemas.

-Los equipos pueden quedar prendidos permanentemente.

-A pesar de lo que se cree, son sistemas seguros porque para su combustión toman aire externo y los gases los eliminan al exterior.

-Para utilizar este sistema de calefacción necesitarás contar con una instalación a cargo de un gasista matriculado.

-El mantenimiento será fundamental. Por lo menos una vez al año deberás recibir la visita del gasista para controlar la seguridad de los equipos.   

-Para que, efectivamente, el sistema sea seguro tendrás que reemplazar los equipos viejos y deteriorados por otros en buenas condiciones.


Calefacción eléctrica
  

– Los paneles calefactores no necesitan instalación previa y son fáciles de colocar, al igual que los toalleros eléctricos.

– Los caloventores son muy cómodos para trasladarlos e ideales para quien deba moverse de un ambiente a otro. Además ocupan poco espacio.

-La seguridad es un punto a favor. No consume combustible porque la electricidad muta en calor por la intervención de las resistencias.   

-El equipo sigue calentando un rato más después de su apagado.

-Confort. Un toallero eléctrico en el baño será como extender la ducha caliente.

-Son fáciles de utilizar.  

-Encontrará equipos a buen precio.  

-Las estufas eléctricas y los caloventores consumen mucha electricidad y eso genera un costo más alto en las tarifas.

-Calientan un sector determinado del hogar u oficina.

-No alcanzarán la potencia de un equipo a gas.

-El suelo radiante sí necesitará instalación.  

-Los equipos no se llevan bien con la humedad.